Metaverse

“Metaverso” fue una de las palabras de moda del 2021. Todas las empresas de tecnología parecen tener su propia estrategia en torno a este nuevo paradigma. ¿Pero qué es el metaverso? ¿En verdad lo comprendemos?

¿Es una plataforma de realidad virtual donde podremos vivir una vida doble?¿O un universo paralelo?¿O, tal vez, una realidad alternativa?

Si bien hay muchísimos artículos en la web que intentan explicar el concepto, la mayoría son confusos y poco claros.

En este artículo, intentar explicar el concepto del metaverso y todas las tecnologías que se vinculan a él de la manera más sencilla posible.

Pero para entender qué significa el metaverso, primero debemos entender sus orígenes.

El origen del metaverso

Los futuristas y los autores de ciencia ficción siempre han sido capaces de detectar tendencias tecnológicas, proyectar a dónde nos llevarán y visualizar soluciones a los problemas que la humanidad enfrenta. Muchas de esas tendencias suelen basarse en la interconectividad humana.

La concepción evolutiva de la interconectividad

Siglo XIXJulio VerneImaginó todo, desde los noticieros hasta las videoconferencias
Siglo XXNeal Stephenson y William GibsonDescribieron un espacio virtual compartido donde los humanos pueden explorar una realidad virtual a través de avatares. Stephenson fue quien utilizó por primera vez el término “metaverso” en su influyente libro Snow Crash.
Siglo XXIErnest ClineNos mostró una versión actualizada del metaverso en su popular novela Ready Player One.

Estas ideas fundamentales tuvieron una enorme influencia en la comunidad tecnológica, que adoptó la interconectividad como un mantra e intentó llevar varios de estos conceptos a la realidad. Esto se tradujo en el auge de los juegos multijugador y los mundos virtuales en línea.

Second Life y Eve Online, lanzados en 2003, fueron dos de los primeros mundos en línea donde las personas podían crear avatares, reunirse, comprar terrenos virtuales, construir en ellos y realizar transacciones inmobiliarias.
Los desarrolladores de la plataforma multimedia de Eve Online han dicho que su objetivo era crear el metaverso tal como aparecía en Snow Crash.

En la actualidad, los desarrolladores y diseñadores del metaverso suelen señalar que están intentando recrear el mundo de Ready Player One.

La economía virtual

Las primeras economías virtuales comenzaron a surgir dentro de los universos de diferentes juegos. Como mencionamos antes, en el caso de Second Life, las personas comenzaron a acumular dinero que luego podían usar para comprar, alquilar o vender activos digitales. La base de la economía de Second Life era el dólar Linden, una moneda virtual que podía intercambiarse por dinero real. Lo que resulta interesante es que estos juegos allanaron el camino regulatorio para las criptomonedas que se inventarían tiempo después.

Muchos jóvenes se sienten cómodos interactuando con otros en línea dentro deespacios virtuales compartidos, en especial en el mundo del gaming. ¿Eso significa que estamos creando el metaverso para ellos? Es posible que sí. Después de todo, los jóvenes son el futuro…

Para que tengas una idea, en la actualidad, el gaming superó a la industria cinematográfica y la industria musical combinadas y está creciendo de manera exponencial. Si bien no recibe la misma cantidad de atención que estos sectores, existen alrededor de 2800 millones de gamers en todo el mundo. Eso representa más o menos el 35% de la población mundial. Nazim Zeeshanthe nos mostró que el gaming es a prueba de pandemias:

Fuente

Miles de millones de dólaresMúsica / Cine / Videojuegos

Los videojuegos, antes limitados a las consolas o las computadoras, han avanzado a pasos agigantados con el crecimiento de Internet. Este gráfico de NewZoo muestra la previsión multimillonaria del sector para el 2023:

Fuente

Mercado global de los videojuegos en el 2021Por dispositivo y segmento con tasas de crecimiento interanuales
Dispositivos móvilesUSD 90.700 millones+4,4% interanual
Juegos para tabletUSD 11.600 millones+2% interanual
Juegos para smartphonesUSD 79.000 millones+4,7% interanual
PCUSD 35.900 millones-1,7% interanual
Juegos en navegador de PCUSD 2600 millones-18% interanual
Juegos de PC físicos o descargablesUSD 33.300 millones -1,4% interanual
ConsolaUSD 49.200 millones-8,9% interanual
Fuente: NewZoo | Informe sobre el mercado global de los videojuegos | Abril de 2021
USD 90.700 millones
Las ganancias en el sector de los videojuegos para dispositivos móviles representarán el 52% del mercado global

Los jóvenes se sienten cómodos haciendo amigos y jugando con ellos en línea. Las generaciones anteriores solían reunirse con amigos en parques o centros comerciales. Ahora la gente joven interactúa cada vez más a través de juegos en línea, y esa tendencia continuó acelerándose durante los confinamientos por la pandemia de COVID-19. Si bien esto nos mantiene separados, la interconectividad también puede acercar a las personas.

Definir el metaverso

Ahora que ya entramos en contexto, definamos el metaverso según lo describió Matthew Ball en Metaverse Primer.

“El metaverso es una red expansiva de mundos y simulaciones en 3D que se dan de manera persistente y en tiempo real y permiten la continuidad de la identidad, los objetos, la historia, los pagos y los derechos. Un número ilimitado de usuarios lo puede experimentar de manera sincrónica, cada uno de ellos con un sentido individual de presencia”.

Dicho de manera más simple, se trata de una experiencia 3D compartida, o una versión personificada y virtual de la Internet en la que estaremos presentes de manera constante, en lugar de simplemente acceder a ella.

Es una red de experiencias, aplicaciones, dispositivos e infraestructura interconectadas.

Derribemos los mitos

¿El metaverso es solo un videojuego dentro de realidad virtual?

Uno de los mitos más conocidos sobre el metaverso es que solo podemos acceder a él a través de dispositivos de realidad virtual (RV). A decir verdad, la RV es tan solo uno de los mecanismos mediante los cuales podemos experimentar el metaverso, pero no es el único. Millones de personas participan en universos virtuales a diario sin dispositivos de RV o RE. Otra idea errónea es que el metaverso es un videojuego. Si bien las personas podrán jugar y obtener recompensas en este nuevo espacio virtual, esos juegos ocurrirán en el metaverso, pero no son el metaverso de por sí. 

Algunos de los universos virtuales más populares que están desarrollando un metaverso

DecentralandEl primer mundo virtual descentralizado, como corresponde, se llama Decentraland (DCL). Muchas empresas tecnológicas líderes del mercado son dueñas de propiedades en DCL y tienen presencia allí.  Algunas están utilizando ese espacio para celebrar eventos o muestras de realidad virtual, mientras que otras se aferran a su propiedad con la esperanza de que gane relevancia en el futuro.
The SandboxLa aplicación móvil de The Sandbox nos mostró el poder de los juegos de construcción con bloques pixelados. El metaverso de The Sandbox es una grilla de 408 x 408 que contiene 166.464 parcelas. Nunca se expandirá. Los usuarios pueden adquirir un lote allí o monetizar experiencias en su propiedad. Otros usuarios pueden crear y monetizar NFT para usar en esos mundos de juego. Y, como en el resto de los universos virtuales, las personas pueden generar ganancias alquilando su propiedad para que otros la usen e incluso construyan allí. The Sandbox tiene una criptomoneda nativa (SAND) que se puede usar en la tienda para comprar y vender objetos en el juego. Las parcelas de tierra constituyen otro NFT llamado LAND.
CryptovoxelsCryptovoxels es un mundo virtual y metaverso potenciado por la blockchain Ethereum. Los jugadores pueden comprar tierras y construir tiendas y galerías de arte. Posee herramientas de edición, avatares y un chat por texto integrados. Ha crecido principalmente gracias a la comunidad artística.
SuperWorldEn lugar de crear un mapa ficticio, SuperWorld se basa en nuestro planeta. Todo el planeta Tierra es su metaverso. Las personas pueden plantar objetos en cualquier lugar que sea accesible mediante la RA. Pueden construir estructuras, esconder tesoros, mostrar su arte y desarrollar experiencias en cualquier lugar del mundo que otros pueden encontrar y experimentar a través de la realidad aumentada.
RobloxRoblox es una plataforma de juegos en línea y un sistema de desarrollo de juegos creado por Roblox Corporation. Es gratuita e integra compras en los juegos a través de dinero llamado “Robux”. En agosto de 2020, Roblox tenía más de 164 millones de usuarios activos por mes, y más de la mitad de todos los niños estadounidenses menores de 16 años utilizaron la plataforma.

A estas alturas, es probable que te estés preguntando…

O sea que puedo comprar tierras y otros activos digitales en estos mundos virtuales, pero solo existen en la Internet. ¿Hay alguna constancia de mi titularidad sobre los activos? ¿Y cómo puedo realizar transacciones si no hay una autoridad que lleve un registro de ellas?

Para responder a estas preguntas, primero debemos comprender algunos conceptos importantes. 

  1. NFT significa “non-fungible token” o token no fungible. En esencia, es algo único que no puede intercambiarse por otra cosa. Los diamantes, por ejemplo, son no fungibles. Cada diamante tiene un color, un tamaño y una calidad diferentes al resto, así como raspaduras y marcas únicas. Por eso, no es intercambiable por otro. En el metaverso, los lotes virtuales son un tipo de NFT. Otros ejemplos podrían ser las figuras o los activos de un juego, o incluso el arte digital.
  2. La Blockchain es un registro compartido e inmutable que facilita el proceso de registro de las transacciones y el seguimiento de los activos en una red empresarial. Aumenta la confianza, la seguridad, la transparencia y la trazabilidad de los datos que se comparten a través de las redes comerciales.
  3. Los contratos inteligentes son acuerdos que se autoejecutan y están escritos en código en la blockchain. Utilizan una lógica condicional incorporada (“si ocurre esto, entonces ocurrirá aquello”) para ejecutar un acuerdo una vez que se han cumplido sus términos. Como esos términos están escritos en código, los contratos inteligentes eliminan la necesidad de conocer o confiar en la otra parte de la transacción. Al ser acuerdos autónomos y autoejecutables, pueden crearse sin tener que recurrir a abogados, notarios u otros agentes. Cuando compras un NFT, lo haces a través de un contrato inteligente.  

En general, las imágenes que constituyen NFT no se almacenan en la blockchain debido a su gran tamaño. Suelen encontrarse en repositorios de la web distribuida como el sistema de archivos interplanetario o InterPlanetary File System (IPFS). Sus metadatos están vinculados al token NFT mediante una cadena única de números llamada hash criptográfico, y eso da a su token una constancia verificable de titularidad.

  1. Ethereum es una blockchain descentralizada de código abierto que incorpora la funcionalidad de contratos inteligentes. Si bien los contratos inteligentes pueden darse en varias blockchains, Ethereum se diseñó especialmente para ese fin y alberga la gran mayoría de los NFT.

El potencial de los NFT

Los humanos siempre hemos tenido una tendencia a adquirir. Solemos revelar nuestro estilo, estatus e identidad a través de nuestras posesiones (algo que los psicólogos llaman “el yo extendido”). En la era digital, los consumidores se están desprendiendo de las posesiones materiales, ya sea para ordenarse o para fomentar los esfuerzos de sostenibilidad. En este contexto, la economía virtual está prosperando. Cada vez más consumidores adquieren, intercambian y presumen sus activos digitales, como la moda virtual, los NFT y las criptomonedas. Esto presenta innumerables oportunidades para las empresas. Por ejemplo, algunas marcas de lujo están haciendo sus productos más accesibles a través de versiones digitales. Esto les permite fomentar fidelidad hacia la marca por parte de los clientes potenciales, quienes luego pueden llegar a adquirir los productos en la vida real. 

Podríamos describir al metaverso como el internet del valor. Se trata de brindarles oportunidades a todos. Antes, las personas normales no podían convertirse en los dueños de una obra de Van Gogh, o admirar su calidad artística o participar en la apreciación de su precio a lo largo del tiempo… Pero ahora sí pueden. Pueden adquirir un NFT que represente una fracción de una obra. O pueden alquilarlo. Esta tecnología no solo les permite poseer una parte de un artículo cuyo valor puede aumentar con el paso del tiempo, sino también obtener ingresos apostando su valor en una transacción financiera descentralizada (DeFi), e incluso quizás generar intereses sobre el activo.

Los NFT van a revolucionar muchos sectores. Veamos el ejemplo de la industria musical. Un artista puede hacer una transacción directa con un fanático por un NFT que desbloquea una nueva canción o álbum. Esa venta se gestionaría a través de un contrato inteligente y el NFT sería la llave de acceso al artículo. El artista, por su parte, se podría quedar con el dinero sin la necesidad de pagarle una enorme suma a la empresa discográfica. Este concepto puede aplicarse no solo a los músicos, sino también a los artistas visuales.

En la actualidad, dos de los mercados de NFT más grandes son OpenSea y Rarible.

Seguro tienes muchísimas preguntas luego de leer todo esto, ¿verdad? Déjame intentar contestar algunas.

¿Qué hay de los desafíos particulares de los NFT como las tarifas de gas, la latencia de la red y los altos niveles de consumo eléctrico?

Para mitigar estas problemáticas, la tecnología detrás de las criptomonedas está evolucionando de manera activa. En la actualidad, la huella de carbono anual de las transacciones en Ethereum es muy similar a la huella total de Noruega. Sin embargo, según Ethereum Foundation, una futura actualización podría resultar en un descenso del 99,95% en el consumo de energía. 

El metaverso representa una verdadera oportunidad para abordar a una audiencia muy interesada en la creación de contenido y la monetización de su distribución en la blockchain. 

Volviendo a la premisa de la interconectividad sobre la base de las experiencias 3D compartidas… 

Los cascos de RV ofrecen una experiencia totalmente inmersiva y de alta fidelidad, y se los considera la principal tecnología para experimentar los universos virtuales, en lugar de hacerlo a través de monitores de computadoras o dispositivos móviles. Sin embargo, en la actualidad, se los suele criticar por ser costosos e incómodos, por lo que aún estamos lejos de su adopción masiva. 

Los hologramas son otro mecanismo que nos permite experimentar el contenido 3D. Existen avances prometedores en esta área que buscan crear hologramas con los que podamos interactuar físicamente. 

Algunos defensores del metaverso afirman que la RA —no la RV— será la clave para convertir esta visión en una realidad. Si bien el debate continuará por un tiempo, la RA puede representar una transición más simple para la mayoría de las personas a medida que avanzamos hacia un aumento de las imágenes virtuales. Utilizar el mundo real como el patio de juegos del metaverso es una idea fascinante que tiene bastante sentido.

¿Y si el metaverso es una visión distópica?

Si bien mostraron las promesas de un mundo real compartido, Snow Crach y Ready Player One también presentaron escenarios distópicos. En ambas historias, una empresa gigantesca y malvada era la dueña del metaverso y ejercía un control autoritario sobre él. Se volvieron codiciosos y aprovecharon hasta la última gota de sangre de las pobres personas que pasaron a depender de ellos. ¿Harán lo mismo las empresas que están desarrollando estos universos virtuales? 

Es necesario tomar las decisiones sociales indicadas en materia de privacidad, seguridad, interoperabilidad y confianza antes de entrar en una era en la que la potente informática nos rodeará (literalmente). De esa manera, podremos evitar un “encierro” tecnológico en el que las tecnologías disfuncionales o patentadas se integren de forma permanente en la infraestructura de nuestros sistemas globales, haciendo que no tengamos el poder de alterar su curso o su acelerada velocidad.

¿Qué hay de la infraestructura y el poder informático necesarios para impulsar la adopción masiva del metaverso?

Según el informe anual sobre la Internet de Cisco, casi dos tercios de la población global tendrá acceso a la Internet en 2023, mientras que el número de dispositivos conectados a redes IP será tres veces más que la población total. El 5G es la quinta generación de las redes celulares. Es hasta 100 veces más rápido que el 4G y pondrá a disposición la infraestructura necesaria para hacer del metaverso una realidad. Con los prometedores avances en el campo de la computación cuántica y óptica, veremos un aumento en la velocidad de la computación con un menor consumo de energía.

¿El metaverso y la Web 3.0 son lo mismo?

La Web 3.0 se refiere a la próxima fase de la Internet, cuya visión consiste en que los usuarios sean quienes controlan gran parte de la web a través de la tecnología blockchain, en lugar de que esta sea dirigida por las empresas. Varias empresas están desarrollando el metaverso por separado tal y como lo conocemos hoy, por lo que podríamos decir que se trata de un mundo virtual inmersivo que se dará en la Web 3.0, pero no es la Web 3.0 en sí misma.

Podrás leer más sobre la Web 3.0 en nuestra próxima serie…

Para cerrar, solo tenemos una certeza: el metaverso es tan solo el comienzo de un movimiento que va a cambiar el funcionamiento de la sociedad, incluidas las estrategias digitales, las ventas, la publicidad y las redes sociales.

Conoce más sobre nuestro Estudio Metaverso

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>