La COP26 ha llegado a su fin y estas son nuestras conclusiones. 

Tal vez fue por nuestro profundo compromiso y esfuerzo, o tal vez fue gracias a nuestra capacidad de tender puentes y operar de forma disruptiva e inventiva, pero los resultados que alcanzamos en nuestra primera COP son sumamente positivos.

La importancia de involucrarse 

Sin conciencia, conocimiento o preparación, podemos cometer errores gigantescos. De haber sabido más sobre el hidrógeno en el siglo anterior, o si hubiésemos invertido más para comprender sus procesos, o incluso si hubiésemos compartido información para tomar conciencia sobre la cuestión, hoy podríamos estar respirando una atmósfera mejor y explotar procesos energéticos ecológicos.

El conocimiento, el intercambio y la defensa de aquello en lo que creemos son las claves de los avances científicos y tecnológicos. No debemos subestimar su capacidad para motivar a las personas a actuar. La COP26 recibió tanto al sector privado como al público. Por eso, a partir de ahora, una gran cantidad de empresas privadas podrá compartir, defender y asumir compromisos de emisiones netas cero con cadenas de valor y suministro totalmente nuevas. En Globant, nuestros más de 21.000 empleados seguirán alzando su voz en defensa del bien común para alcanzar la neutralidad de carbono. Estas conversaciones son muy relevantes para generar un cambio. 

Un plan de acción

Las diferentes naciones han aceptado tomar más medidas. Analizaron cómo financiar iniciativas climáticas tanto en economías desarrolladas como en desarrollo, y están trabajando en un plan de acción. Esto es fundamental. Tal como se señaló en una de las charlas de Bloomberg, “Denme un plan simple, sencillo y directo… ¡Pero tan solo denme un plan!”.  Ahora hay un plan sobre la base del Artículo 6 en torno a cómo crear o recrear un mercado de carbono, convirtiendo al CO2 en una nueva commodity. También existen reglas acerca de cómo informar sobre las emisiones, lo que representa otro hito positivo en lo que respecta a la presentación de informes y la comercialización del carbono.

Energía fósil y metano

Puede que no hayamos podido eliminar el uso de la energía del carbón, pero sí estamos más cerca de desincentivar la energía fósil. Como dijo John Kerry: “Antes de eliminarlo por completo, es necesario comenzar a reducirlo”. Y el compromiso frente al carbón está guiando el camino hacia la reducción del uso de esos recursos fósiles, aunque no tan rápido como nos gustaría.

Ahora, con el compromiso frente al metano, la industria energética está más cerca de alcanzar una producción de gas natural y petróleo libres de metano. Si esa meta llegase a cumplirse, se podría combatir y reducir el 60% de las emisiones. Para resolver la crisis actual, necesitamos un plan de transición energética. Debemos reunirnos y desarrollar estrategias energéticas ecológicas, complementarias e inclusivas, así como definir con claridad un camino justo de transición. Además, el debate sobre las posibles soluciones a la crisis debe fundarse en el conocimiento, no solo en la geopolítica.

La lucha contra la deforestación

Cuando llegamos a la COP26, no estábamos seguros de si el compromiso de plantar un billón de árboles era una propuesta real y basada en la ciencia. Ahora sabemos que el sumidero de carbono de un millón de árboles puede ayudarnos a reducir las emisiones, por lo que esta propuesta cuenta con todo nuestro apoyo.

El poder de la proximidad

Alrededor de 40.000 personas participaron de la conferencia en Glasgow, con el compromiso de trabajar hacia un objetivo claro. Necesitamos personal y grupos de trabajo que expandan sus mentes creativas para encontrar, sugerir y ejecutar soluciones. Sí, todos estamos cansados de seguir escuchando tan solo palabras luego de 26 años. Pero la historia tarda en materializarse. El Acuerdo de París se firmó hace apenas 5 años y, en ese período, el mundo también tuvo que lidiar con una pandemia.

Globant llegó a la COP26 con un equipo extendido preparado para nutrirse de la energía de todos los participantes de la conferencia. Sugerimos soluciones tecnológicas sostenibles para alcanzar la neutralidad de carbono, presentamos nuestros premios diseñados para inspirar la inclusión de las mujeres en el sector de la tecnología y las áreas STEM, propusimos nuevos fondos para el uso apropiado de la tecnología, y compartimos nuestro conocimiento sobre sostenibilidad. 

Ya estamos de vuelta en nuestros hogares, en los diferentes lugares en los que Globant tiene presencia alrededor del mundo. Y si bien puede que no hayamos podido fijar un precio o un impuesto para el CO2, ni hayamos logrado abolir o eliminar el uso del carbón, volvemos a nuestros hogares llenos de ideas y muy motivados a seguir trabajando cada vez más, mejor y, a través de la tecnología, más rápido.

Estamos ansiosos por participar de la COP27 en Egipto, y esperamos que, para ese entonces, el pensamiento disruptivo se haya comenzado a materializar en acciones disruptivas. A través de la tecnología, los rebeldes, los líderes y los seguidores continuarán intentando frenar las actividades más contaminantes de nuestras economías.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>