Conocé todo acerca de su camino de carrera, su pasión por AI… ¡y mucho más!

Posición actual en Globant: Data Scientist Sr.

Contanos sobre vos, tu familia, tus pasiones, y tus hobbies.

Colombiano criado a punta de ajiaco, arepa, “calentao” y changua, donde el calado, el tinto y los huevos pericos nunca faltaron. Nací en Bogotá, ciudad que se caracteriza por ser fría y donde se mezcla personas de toda urbe colombiana. Nuestra idiosincrasia es un buen “sancocho” de todos los rincones del país. Hace tres años vivo en Medellín, ciudad de la eterna primavera, cuyo clima es perfecto para aquellas personas que sí conocen y viven las estaciones en las zonas más australes y boreales de este planeta. Soy el menor de tres hermanos y tío más admirado en mi familia. Me atrevo a decir que soy apasionado por la historia y la cultura en general; no porque sea historiador, sino porque normalmente sirvo de buen guía a los foráneos. Me gustan los idiomas. Me defiendo con cuatro de ellos. Practico y aún aprendo a tocar la guitarra. Soy de la generación que creció viendo caballeros del zodiaco (Saint-Seya), supercampeones y Dragon Ball Z. Además que tuve influencia peruana gracias a la televisión por cable pirata que fue la sensación por muchos años en Colombia, la perubólica. Me encantan los videojuegos aunque no tuve la fortuna de vivir una infancia llena de ellos, pues mis condiciones económicas no fueron por un tiempo las mejores en mi casa; sólo hasta que crecí y empecé a trabajar, ser grande y exitoso. No soy fanático de las series de televisión en general, así que no tengo Netflix y nunca me terminé de ver la temporada de algo. Soy un incompleto millenial donde las redes sociales no son mi fuerte; y sí, a pesar de trabajar con datos todos los días y trabajar con ellas, no estoy absorto por ellas. No tengo Twitter y  recién logré abrir mi cuenta en Instagram. Me mata una buena pizza y me deslumbra un lugar bohemio para compartir. Fui bailarín, en su momento, de tango y salsa. Me considero un cocinero regular pero que sorprende. Mi nuevo pasatiempo es hacer asados.

¿Cómo fue tu llegada a Globant?

Mi carrera se caracterizó por trabajar en el mundo de los datos y estar siempre en áreas de innovación en diferentes empresas. Tuve la fortuna de vivir la evolución de lo que hoy llaman Data Science, que los eruditos desocupados ya están pensando en renombrarlo como Behavioral Science. Pasé por campos como el Business Intelligence, Data Mining y luego hasta el Business Analytics. Fui coordinador y jefe, luego me convertí en consultor y de ahí en adelante me desenvolví en diferentes sectores económicos, pasando por la banca, las telco, la academia y los utilities.

La historia va en que hace poco más de un año y medio, ya no encontraba reto profesional en lo que hacía cuando detectaba fraudulentos en el sector de Utilities. Para entonces vivía en Medellín y quería seguir viviendo allí. Así que vi una vacante en Globant cuya posición tiene un nombre que no volví a escuchar, Data Consultant. Me presenté en ese entonces y no era lo que buscaban. Luego, con el tiempo apareció el perfil de Data Scientist. Ahí volví a contactar a Globant y en ese momento hubo más empatía por lo que hacían y lo que yo esperaba. Ha sido un año interesante y divertido. Una buena decisión tomada.

¿Cómo hiciste tu camino de carrera en Globant? ¿Qué fuiste cambiando por el camino para adaptarte a los nuevos roles y proyectos?

Me identifico como una persona extrovertida, inquieta, directa y no conformista. Hacerme camino en Globant no ha sido difícil, pues estoy en una empresa donde te destacas fácilmente por tu buen trabajo y por tomar iniciativa. Para alguien que está acostumbrado al mundo rígido y jerárquico, que en muchas empresas colombianas aún se vive, se debe emprender y perder el miedo a expresar sus intenciones. Intenciones que en Globant perfectamente se pueden convertir en proyectos.

Por otro lado, y afortunadamente, vengo del mundo de la computación. Soy ingeniero de sistemas, así la adaptación fue casi inmediata. No obstante, una persona que no vive en el mundo del desarrollo de software debe por instinto entender que es un mundo ágil, donde pequeños resultados serán la suma del todo. Un proyecto es un lugar en el que se tiene la oportunidad de compartir con diversidad de roles y de los que podemos aprender un poco más cada día. Eso lo hace emocionante. Además, gracias a la especialización en que se caracterizan los estudios en Globant, se rompe con la mala costumbre del “ya que”: “ya que sabes algo de … haz esto o aquello además de eso para lo que fuiste seleccionado”.

¿Cómo fue tu experiencia en #CONVERGEBA?

Totalmente convergente. Desde el momento en que postulé mi tema para realizar un workshop, siempre hubo enfoque en inteligencia artificial y deep learning, cosas que están en el hipe y por las que los ojos de Globant están puestos en nuestro estudio (AI). Valio la pena el esfuerzo, además de trabajar en el proyecto tuve que dedicar bastante tiempo a preparar el workshop sin fallar en cada detalle. Perfecto no fue, pero a los asistentes les gustó, tanto que vamos a repetirlo en Colombia dentro de poco.

Me llevé la idea en que la Converge es el espacio propicio para estar al día en tendencias tecnológicas, en este caso de inteligencia artificial. Fue para mí un privilegio tener de cerca a personas como Valliappa Lakshmanan, compartir unas cervezas con Pierre Barreau y Harry Lang. Obviamente, tuve la oportunidad de estar con gran parte del equipo de data scientist de Globant, y la sinergia fue total.

Me llevo buenos recuerdos del evento y de Argentina en general. Es para mi grato también saber que gustó la idea de hacer la siguiente Converge en Colombia, una idea que a Guibert le sonó con sólo mencionarle Colombia. Y por supuesto, tiene que ser en Medellín, ya que es el lugar ideal en Colombia para hacer este tipo de eventos, por el momento que vive la ciudad y la visibilidad que tiene a nivel mundial. No en vano fue una de las ciudades más innovadoras del mundo (2013).

¿En qué cosas de tu trabajo diario ves que se expresa la cultura Globant?

El dress code es un rompe tabús total. Poder llegar a tu trabajo sin preocuparte por cómo vestir le hace la vida menos complicada a los Globers y eso tiene efecto en la productividad, pues tu problema es un proyecto no cómo te vistes.

Por otro lado, Globant es una analogía a Geek. Los Globers en su mayoría somos geeks, personas que nos gusta la tecnología, los juegos, la ficción, entre muchas otras cosas. No es raro ver uno que otro puesto de trabajo con legos y juguetes de star wars, por dar un ejemplo. La cultura Globant es cultura open mind. Acá las ideas se valoran y se pueden volver un hecho.

Por último, yo creo que la cultura Globant es tácita en la manera como compartimos conocimiento en ese anti-blog diario, no obstante rutinario, del correo electrónico. Es posible enterarse de cualquier reto o problema que para algunos no ha tenido solución, pero que en Globant encontrarán la respuesta en cualquier otro Glober que lo haya experimentado.

¿Qué cinco cualidades debe tener alguien para sumarse a Globant?

Sagacidad, sensación de empoderamiento, ávido por aprender continuamente, mente abierta y por decirlo de cierta manera, generosidad, donde las personas estén dispuestas a compartir lo que conocen y aprenden.
¿Qué recomendaciones darías a alguien que quiera sumarse a Globant?

El bilingüismo es importante. Saber inglés es primordial y debe ser nuestra segunda lengua después de la materna. Además, creo que es muy importante saber y conocer agile, scrum o cualquier metodología de proyecto con énfasis en entregas incrementales de resultados.

La adaptación al trabajo por resultados es clave. Queremos personas intrépidas, propositivas, estudiosas, capaces de manejar su propio tiempo velando por resultados y manteniendo el ritmo de trabajo en equipo, todo con la expectativa de generar valor.

Finalmente, pienso que para sumarse a Globant se requiere algo de expertise en tecnologías. Las personas que son Geeks se les puede facilitar adaptarse, pero no es lo último. Tenemos personas cuyas profesiones no son muy afines al mundo de software (ingenieros químicos, economistas e ingenieros industriales, p.ej.), pero su experiencia demostró tener las capacidades necesarias para moverse en el mundo del software y ahora más que nunca en la revolución del machine learning.

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinby feather

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>