Martin Migoya y Manu Ginóbili

¿Qué tienen en común un emprendedor que llega a cotizar en la bolsa de Nueva York y un basquetbolista que compite en la NBA? Martín Migoya, CEO y Co-fundador de Globant conversó con Manu Ginóbili, una de las máximas figuras del básquet a nivel mundial, sobre las características y los valores que hacen falta para alcanzar los sueños más ambiciosos. 

Para acceder a la entrevista completa haz click aquí.

Algunos de los temas destacados de este espacio mano a mano entre ambos incluyen: 

Siempre aspirar a más

Todos conocemos leyendas de emprendedores y místicos garajes en donde los sueños se transformaron en grandes corporaciones, en las que hoy trabajan miles de personas. También escuchamos las historias de deportistas consagrados que una vez fueron solamente promesas, y empujados por la pasión y el espíritu de superación han logrado lo que parecía imposible.  

¿Cómo se pasa del garaje a las grandes ligas? 

“Yo crecí viendo a Jordan; a los 9,12 años la NBA era algo inalcanzable para mí. Primero soñé con formar parte del seleccionado nacional y jugar el Mundial y las Olimpíadas. Paso a paso, fui logrando cada objetivo que me iba planteando” cuenta Manu Ginóbili, el único basquetbolista del mundo en poseer Anillos del NBA Championship, la Euroliga, y una Medalla de Oro en los Juegos Olímpicos. Martín Migoya coincide en que tener una visión es fundamental para alcanzar los sueños. “Cuando nació Globant no había nadie que configurara las computadoras para los que ingresaban en la empresa, entonces lo hacía yo mismo. A cada computadora le tenía que poner un número y me acuerdo de que a la primera le puse: GLOB-0001. Ya estaba pensando en 4 dígitos… Empezar de abajo, pero siempre aspirando a llegar muy muy alto”. 

En Globant uno de nuestros valores más importantes es Think Big (Pensar en grande). ¿Qué significa para nosotros Think Big y por qué es tan importante, no solo para alcanzar las metas individuales, sino también a nivel organizacional?  La magia de pensar en grande tiene dos componentes: en primer lugar tener una visión, abrazar los desafíos y proyectar los pasos para lograr los objetivos. En segundo lugar, brindar recursos y espacios para el crecimiento de todas las personas. Globant se construyó sobre la base de constantes desafíos y crecimientos

No existe atajo hacia el éxito 

“El camino hacia el éxito está plagado de derrotas”, coinciden Ginóbili y Migoya. Parece solo una frase, pero detrás del triunfo hay historias de vida de personas que atravesaron la incertidumbre, la frustración, el dolor del fracaso, el sacrificio y la presión. 

“Para llegar a ser un jugador profesional de basquet tuve que ir a contracorriente de lo que hacían mis compañeros del colegio y amigos: salir a divertirse; soportar las críticas lejos de casa, resignar momentos personales”, describe Ginóbili. “Para el emprendedor, la presión te levanta la vara, la presión se transforma en necesidad de preparación para estar a la altura del juego. Te puede ir bien o mal pero si estás jugando hay que dejar todo en la cancha”, remarca Migoya. 

Dejar todo en la cancha 

En los negocios como en el deporte la clave está en maximizar las fortalezas, minimizar las debilidades y en llevar a la cancha las mejores estrategias. De esta manera se logra desarrollar el máximo potencial, porque en los emprendimientos como en el deporte, se gana o se pierde, sin término medio. ¿Es posible “configurar” una mentalidad de ganador?

“Pensar a largo plazo, setearse objetivos, ser ambicioso en lo que uno quiere, salir a competir con la idea de que hay que ganar a los que están del otro lado del mundo”, afirma Martín Migoya.  “Confiar en uno mismo, que el halago desaforado no te lleve allá arriba y que la crítica despiadada no te lleve muy abajo, la estabilidad emocional es un aprendizaje fundamental», completa Ginóbili.  

Siempre evolucionar: plantearse metas y replanteárselas   

Al igual que el deportista que antes de cada juego mentaliza la imagen de la victoria, el emprendedor debe ser capaz de visualizar su meta a seguir. “Pero esa aspiración, ese lugar alto evoluciona, crece con vos”, remarca Migoya. En palabras de Ginóbili “las metas siempre deben ser dinámicas”.  

En este sentido, Globant tiene la particularidad de que su “visión” es revisada y actualizada todos los años por el equipo directivo. Este ejercicio de replanteo y ajuste de metas hace que Globant siempre esté lista para innovar y crecer. 

El deseo de inspirar, trascender y crear algo que excede al individuo es un camino que vale la pena recorrer. 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>