Mujeres en tecnología … ¿Cómo ponemos sobre la mesa la brecha de género que existe en la industria y que aún estamos luchando por cambiar, pero al mismo tiempo mostrar el increíble impacto que las mujeres están teniendo en TI? Descubrimos que la mejor manera de hablar sobre estos temas es que sean nuestras Globers quienes dirijan la conversación.

Es por eso que te presentamos testimonios de cinco maravillosas mujeres en tecnología que impactan al mundo diariamente por medio de su trabajo.

¡Te invitamos a que conozcas estas cinco historias de vida diferentes y a inspirarte con ellas!

Lourdes Atilano|Web UI Developer|México 

«El hombre valiente no es el que no siente miedo, sino aquel que conquista ese miedo» Nelson Mandela.

Esta es la frase que mejor describe mi recorrido en Globant. Estas palabras se convirtieron en el mantra que diseccionaría mi vida.

Soy Luly Atilano y vengo a compartirte el desafío más retador que viví en lo profesional y en lo personal. Todo comenzó cuando decidí dejar de lado mi carrera de Relaciones Internacionales (RI) para asumir el reto del Bootcamp de Laboratoria. Esa fue la primera generación de mujeres desarrolladoras en Guadalajara México. 

El proceso no fue para nada sencillo. Tuve que mudarme de Guadalajara a Ciudad de México porque Globant estaba solicitando Front Ends. Incursioné en una industria que desconocía a mis 30 años de edad, lo que implicaba familiarizarme con términos que nunca había escuchado, exhaustivas horas de estudio, participar en comunidades de programación sin entender lo que exponían, desvelos, asistir a hackatones y más; sino que también cambió diametralmente mi forma de vivir.

Fue un cambio de 180° en mi vida y durante todo el proceso debo admitir que el miedo siempre me acompañó. Todo lo hice con miedo. Miedo a lo desconocido y miedo a fracasar lo que resultó en constantes confrontaciones conmigo misma.

Sin embargo, mis ganas de querer conquistar nuevas metas en lo profesional y personal, junto con el apoyo de mi familia, hicieron que esta etapa fuera increíble. Mi ingreso a Globant trajo consigo un sinfín de ganancias. He interactuado con personas maravillosas que me apoyaron sin siquiera conocerme. Estas resultaron ser mujeres admirables que están impactando al mundo con su inteligencia, simpatía, esfuerzo, solidaridad y empatía. Aprendí a desarrollar nuevas habilidades como lo fue tronar un poco menos el código y fomentar el trabajo en equipo con personas muy talentosas. Al fin y al cabo, la industria de la tecnología es tan diversa, abrumadora y emocionante como la de las RI.

La mayor lección que aprendí ha sido que cualquier cambio que hagamos en nuestra vida, implicará de nuestro esfuerzo, tiempo, paciencia y resiliencia. Pero más allá de eso, se requiere de valentía para seguir avanzando hacia el  futuro que queremos.

Raquel Canales | Web UI Developer | Chile

Siempre tuve afinidad o cercanía con los computadores. Como mi papá es técnico electrónico, desde pequeña vi como convertía nuestra casa en un cementerio tecnológico lleno de cables, monitores y CPUs a medio armar. 

Yo solía ayudar en lo que podía, y lo que no sabía lo preguntaba. Recuerdo que mi primer juego de computador en línea llamado MUD no tenía gráfica. Este tenía solo un fondo negro, letras con descripciones sobre lo que estaba viendo y una línea para ingresar comandos que te permitían interactuar con las cosas y con los demás jugadores.

En consecuencia, se esperaría que hubiera optado por estudiar una carrera del campo tecnológico. Terminé estudiando Derecho, una carrera que me llenó desde el punto de vista humanista, pero que en el ejercicio demostró ser mucho más pragmática de lo que pensaba.

Es por esto que decidí redireccionar mi vida laboral por medio de un Bootcamp de Laboratoria. Esta fundación se dedica a enseñar a mujeres a programar facilitando su incursión en el área de la tecnología. Así se busca reducir la brecha de género.

Este bootcamp está lleno de mujeres con trasfondos y realidades muy diversas. Lo que ellas buscan es abrirse camino en un área que probablemente dista mucho de aquella de la cual provienen. La conclusión más valiosa de todas es que nunca es tarde para volver a empezar. Nunca es tarde para aprender, nunca es tarde para hacer un cambio, nunca es tarde para desafiarte.

Adicionalmente, Laboratoria me permitió conocer a Globant, gracias a las charlas que brinda a alumnas y egresadas sobre distintos temas. Desde un principio me maravillé con la cultura de la empresa y la calidad de personas que la integran. Estas ponen de su tiempo libre (incluso sábados), para enseñar y ayudar.

Así, inregé a Globant a través de un programa que estaban ofreciendo.  Al igual que en Laboratoria, he aprendido mucho, me he estresado un poco y he conocido a mucha gente. Pero por sobre todo, me he dado cuenta de que realmente me encanta lo que hago y me encanta el lugar donde lo hago. Creo que cada experiencia que viví impacta al trabajo que realizo ahora. Lo veo reflejado en cómo me relaciono con mis compañeros y en cómo enfrento los problemas.

Además, Globant es un lugar que valora las individualidades, las promueve y nos permite crecer como profesionales y como personas. Espero poder seguir creciendo junto a Globant mucho tiempo más.

Aurelie Lionet|Strategy Consultant|London

Recuerdo sentirme abrumada cuando me pidieron que aplicara a los estudios de pre-grado a los 16 años. Tenía mucho miedo de tomar la decisión equivocada, pensando que esto determinaría lo que haría el resto de mi vida. Me imaginaba a mí misma como doctora, tanto como arquitecta o como mujer de negocios. Se puede decir por la variedad de escenarios que estaba perdida y sin un rumbo claro. Y mis padres estaban preocupados. Todo lo que sabía era que quería tener un impacto positivo en el mundo.

Finalmente, opté por estudiar la carrera de Negocios ya que me permitiría trabajar en varias industrias y, además, me daría las herramientas para poder iniciar un proyecto desde cero. Y tenía razón. ¿Cómo podría imaginarme, habiendo crecido en una pequeña isla en el medio del Pacífico, que terminaría trabajando en una gran consultora de tecnología global, como diseñadora de servicios para grandes empresas y gobiernos en Nueva York y luego en Londres?

Hoy, mis padres están realmente orgullosos y felices. A veces, cuando nos enfrentamos a grandes dilemas, es clave seguir nuestra intuición. No debemos tener miedo de elegir un camino sobre otro y confiar en lo que elegimos.

Cuanto más avanza mi carrera en tecnología, más me doy cuenta de que es uno de los mejores caminos para impactar positivamente al mundo. Este es el por qué:

Al trabajar en el sector tecnológico, estamos en el centro de la Cuarta Revolución Industrial. La tecnología está revolucionando la forma en que vivimos, trabajamos y nos relacionamos unos con otros, como nunca antes. Esta revolución tiene el potencial de elevar los niveles de ingresos globales y mejorar la calidad de vida de muchas personas. Las posibilidades son ilimitadas. Miles de millones de personas conectadas por medio de dispositivos móviles, con un rendimiento exponencialmente creciente, acceso al conocimiento, multiplicado por avances en campos como la inteligencia artificial, la robótica y el Internet de las cosas.

Kuljeet Kaveeshwar|Technical Director | India

He tenido la suerte de trabajar con líderes increíbles e inspiradores que saben lo que se necesita para tener éxito. Aprendí a relacionarme con aquellos que encuentro en mi camino, en el ámbito laboral y personal. Por lo tanto, aquí estoy, contando algunas lecciones que he aprendido para crear el camino de la diversidad y de la inclusión para mis colegas:

1. Incluye a las personas: una marea alta levanta todos los botes. Cuando te encuentres en una posición de influencia, asegúrate de incluir a las personas, acompañarlas y pedirles que hagan lo mismo contigo.

2. Habla de tu contribución: asegúrate de que tanto los equipos internos como los externos conozcan el buen trabajo que cada uno realiza y tu papel en el éxito del equipo.

3. Inclusión y diversidad: como profesional, la responsabilidad de asegurarnos de entablar conversaciones en donde las personas se sientan respetadas y valoradas recae en cada uno de nosotros.

4. Ten un plan: busca oportunidades que  ayuden a mostrar tu talento. Sé el director de tu éxito y no un espectador de tu propia vida.

5. Conviértete en un solucionador de problemas. Escucha para comprender a las personas. Cada persona tiene su propia historia, por lo tanto, debes convertirte en el apoyo que estas necesitan.

6. Comunica: no esperes a que llegue el bote, dirige tu propio barco. Si tienes información valiosa, comunícala.

7. Alcance: ¿Quién mejor para enseñarte que alguien a quien admiras? Hazle preguntas y aprende.

8. Nunca dudes de tus propias capacidades: si crees que puedes o crees que no puedes … tienes razón.

Levantarte por ti mismo… es levantarte por tu equipo y por tus seres queridos.

Más allá de esto, la lección más importante que he aprendido es la de ser amable. Hay que devolver aquello que se nos ha dado y hacer de este mundo un lugar mejor.

Dentro de Globant estamos llevando a cabo distintas iniciativas que buscan generar un impacto positivo en la sociedad. Una de ellas se llama «Empower Her», un programa que tiene como objetivo el empoderamiento de niñas, entre 15 y 18 años, a través de la educación. Además, buscamos apoyarlas en su transición a la edad adulta, su incursión al mercado laboral y a participar plenamente en la sociedad. Todo con el objetivo de romper el ciclo de exclusión y vulnerabilidad que prevalece en la sociedad. 

Me siento honrada de compartir el excelente trabajo que varias Globers están haciendo con los estudiantes. Las chicas realmente responden a los voluntarios y eso se debe a la paciencia que tienen con los estudiantes. Es realmente admirable su esfuerzo implacable por conocer a cada niña en su nivel de habilidades y trabajar desde allí. ¡Los niños tienen tanta suerte de tener a Globers como tutores!

Individualmente, mientras nos esforzamos por alcanzar el propio éxito, colectivamente, hacemos del éxito una parte más del panorama general.

Carolina Sandoval | Tech Director | Colombia

Cuando pienso en las mujeres en tecnología lo primero que se me viene a la mente son las siguientes palabras: fuerza, amor por lo que hacemos, inteligencia, guerreras, entre muchas otras. Todas estas palabras nos demuestran que podemos lograr lo que nos proponemos.  Muchas veces las mujeres llevamos la carga de «no poder rendirnos» impuesta por la sociedad. Esto no es para menos, pues cumplimos los roles simultáneos de profesionales, líderes, madres, esposas, hijas, amigas, entre otros tantos. Pero al final, el valor está en que siendo todo eso, podamos caernos pero siempre nos levantamos. No somos perfectas pero sí somos luchadoras.

Seamos mujeres para estos tiempos,  no negociémos nuestro valor. Tenemos muchas capacidades y por eso quiero vernos empoderadas. Admitamos nuestras debilidades pero convirtámoslas en fortalezas, tomando decisiones, seguras de nosotras mismas.

Es un orgullo para mi trabajar con tantas mujeres en tecnología que me enseñan cada día, que se superan constantemente. Cada una de ellas es motivo de admiración. Somos extremadamente valiosas y capaces.

Para terminar solo me resta decir que caminemos con seguridad sabiendo quiénes somos y  teniendo claro a dónde queremos llegar. Apoyémonos y animémonos unas a otras, porque sí solas podemos, juntas no me imagino todo lo que lograremos.

——————————————————————————————————————–

Si estas historias te inspiraron o te tocaron de alguna manera, ¡compártelas en tus redes sociales! También te retamos a que te tomes 15 segundos para decirnos: ¿por qué eres una de las #WomenThatBuild del mundo?

1. Pon tu cámara en modo selfie

2. Graba un video (menos de 15 segundos) en donde nos cuentes cómo sientes que estás impactando al ser una mujer en el mundo de la tecnología.

3. Súbelo a Instagram con el hashtag #WomenThatBuild

4. Etiqueta otras mujeres en tecnología para que se unan al desafío, inspiren a otras y se empoderen.

Facebooktwitterredditlinkedinby feather

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>