Autor: Francisco Michref (Sustainability & CSR Coordinator)

michref

Educación e inclusión como ejes comunes de las áreas de RSE en el sector de IT

La industria de la tecnología es joven y con gran potencial de crecimiento en miras de los próximos años, sobre todo teniendo en cuenta las tendencias internacionales. Desde este lugar las empresas del sector deben pensar la Sostenibilidad. No puede obviarse esta realidad que interpela y compromete.

Por este motivo, la gran mayoría de las empresas TICs del país entiende el Capital Humano como el principal y más valioso de los capitales de la compañía, que hay que cuidad y formar. De ahí que la mayoría coincide en dos pilares de Relacionamiento con la Comunidad que, en mayor o menor medida son contemplados en los objetivos centrales de la gestión de la RSE: la educación y la inclusión.

La semilla de la educación

Es natural que las empresas de IT se acerquen a las universidades, tanto individualmente como desde las cámaras que las agrupan. Ya sea para apoyar económicamente a las instituciones, como también para aportar desde el desarrollo del contenido, participando en cátedras o seminarios.

Sin embargo, es necesario complementar estas buenas iniciativas con una mirada más holística, involucrándose desde la educación inicial e incentivando además los estudios terciarios.

Fomentar en los niños y adolescentes el desarrollo de carreras conocidas como “duras”, acercando una perspectiva innovadora y atractiva, es una forma de abordar esta cuestión de una manera más integral. Un buen ejemplo es el Programa “Dale Aceptar”, que están llevando a cabo el Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación Argentina y la Fundación Sadosky, con el apoyo de varias empresas de IT.

Otra acción concreta y que brinda buenos resultados es la política de puertas abiertas que suelen ofrecer las empresas. Generar un espacio de conocimiento más cercano, que derribe mitos y que acerque esta realidad corporativa a las nuevas generaciones, puede despertar la vocación por la tecnología en un buen número de jóvenes.

Por otro lado, una perspectiva complementaria puede ser la de crear espacios de especialización alternativos entre la escuela y la universidad. Poder brindar títulos intermedios o capacitaciones que bajen las barreras de entrada a la educación especializada, es una buena forma de ampliar las posibilidades y de crear una oferta que ayude a satisfacer las demandas que hoy tiene el mercado.

Inclusión (digital y analógica)

La tecnología es la gran democratizadora de esta era. Las posibilidades de crecimiento de la industria y la forma de acercar la tecnología por medio de la educación le abren las puertas a un gran universo de personas hoy en situación de vulnerabilidad, ya sea por pertenecer a sectores marginados de la sociedad, o por tener alguna discapacidad.

En esta línea aparecen los cursos de capacitación para la inserción laboral que brindan varias organizaciones de la sociedad civil con el apoyo de las empresas del sector.

Otra arista de la inclusión que las empresas de la tecnología promueven es la diversificación territorial. La tecnología proporciona la posibilidad de que las personas puedan trabajar desde su lugar de origen sin necesidad de mudarse a las grandes urbes y así generar un contrapeso a las corrientes migratorias actuales. Esto a su vez, está relacionado con las posibilidades de Teletrabajo que facilita la incorporación de personas con discapacidad al equipo de trabajo.

Finalmente, en el mismo avance tecnológico las empresas pueden ser socialmente responsables generando la inclusión desde las aplicaciones que desarrolla, pensándolas como soluciones informáticas para la comunidad.

La tercera vía

Algunas empresas, especialmente las que surgieron como Start ups, suelen compartir un tercer eje entre sus acciones de Compromiso con la Comunidad: el fomento del emprendedurismo.

Generar y cultivar un ecosistema emprendedor, comprometerse con él y ser testimonio de que se puede crear una gran empresa de clase mundial desde -por ejemplo- Latinoamérica, es una de las grandes acciones de responsabilidad social de estas compañías con la sociedad.

 

En síntesis, educación, inclusión y fomentar el empredurismo a través de la tecnología son unas de las formas para afrontar una realidad que interpela y compromete, especialmente en Latinoamérica. El camino se está gestando y esperamos que las empresas tecnológicas sean no solo testigos sino agentes activos de cambio.

Facebooktwitterredditlinkedinby feather

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>