Inspiring Glober Stories



Este artículo forma parte de nuestra serie Inspiring Glober Stories, historias de personas que con pasión, coraje y creatividad superaron obstáculos, realizaron sus sueños o ayudaron a cambiar el mundo. ¡Esperamos que disfrutes de esta historia y te inspire a seguir dando lo mejor de tí!

¡Hola Belén! Te escribo esta carta para confesarte que te espera un largo camino antes de convertirte en Data Scientist. No fue fácil, déjame contarte qué cosas fueron clave para transformarte en la feliz profesional que eres en el presente. 

Luego de años de estudio y mucho esfuerzo, te vas a recibir de Psicóloga. Pero te vas a dar cuenta rápido de que aunque ames profundamente esa profesión, no vas a querer ejercerla. Tomar conciencia de esto será frustrante pero no te preocupes, finalmente te darás cuenta de que la psicología te va a servir en aspectos que ahora no puedes imaginar. 

Al mismo tiempo te vas a sentir cada vez más atraída por algo desconocido para ti: la tecnología. Esto te confundirá aún más y te llevará a una nueva crisis: a los 30 años vas a sentir que estudiaste una carrera que no te hace feliz, y que no sabrás hacia dónde ir. Pero Belu, vienes de una familia en la que tus padres siempre fomentaron que investigaras, que aprendieras por tu cuenta: recuerda que el primer libro que te regalaron tus papás fue “El misterio del Triángulo de las Bermudas”.  Entonces vas a sentir que en esta crisis te entretiene investigar cosas nuevas y ver vídeos de inteligencia artificial.

No te preocupes, es verdad que vas a estar triste un tiempo, pero luego todo se va a empezar a resolver. Esos videos de inteligencia artificial van a pasar de ser un hobby a un sueño que vas a querer cumplir. Comenzarás a imaginar que programas una máquina para que aprenda, y la emoción de ese sentimiento te va a invadir completamente. La simple idea de que la máquina aprende sola, como si tuviera vida, va a marcar tu nuevo rumbo.

Aprovecharás tu título de psicóloga y vas a aplicar a una búsqueda para ingresar a Globant como Recruiter Analyst. En la primera entrevista, cuando entres al edificio, verás un poster gigante de un robot, sentirás que es el lugar perfecto para hacer ese cambio de carrera que anhelas, y entonces en esa entrevista te animarás a decirle a tu futura Manager que ingresas a Recruiting pero sólo para poder estudiar inteligencia artificial. Ella lo va a aceptar feliz. Primera señal de apoyo que tuviste en esa empresa. 

Sí, programación, matemática, estadística. Te vas a enfrentar a ese mundo. Siempre pensaste que eras mala para las matemáticas, pero te arremangaste y aprendiste cosas que pensabas que eran imposibles de aprender. Una vez leíste que las mujeres no eran buenas en matemáticas, a ti nadie te va a hacer sentir eso, tranquila. Vas a trabajar 9 horas por día en el área de Recruiting, y estudiar Inteligencia artificial por las noches, y muchas veces los fines de semana también. Vas a sentir que las cosas no te salen y que no quieres seguir. ¡Ah…la frustración Belu, vos y yo la conocemos muy muy bien! Va a llegar junto con el miedo a golpearte seguido. Pero eres valiente y vas a seguir. Tus compañeros del área de Recruiting en Globant te van acompañar para que no bajes los brazos.

Un año después de entrar en Globant, vas a empezar a relacionarte con personas del Estudio de Data & IA. Personas que vas a admirar. Al principio te sorprenderá la confianza que te tienen y cómo te alientan a seguir, casi sin conocerte. Rápidamente vas a sentirte cómoda y harás amigos. 

Cuando percibas que el camino se vuelve demasiado difícil, va a aparecer un Mentor, un experto en Inteligencia Artificial: confía en él, va a enseñarte y guiarte en cada paso para verte crecer. Será un gran apoyo y un buen amigo.

Quizás no puedas imaginarlo ahora, pero gracias a Globant y a todo tu esfuerzo, te van a dar una beca para estudiar Análisis de Datos en la Universidad de Córdoba. Y un día vas a rendir un examen técnico muy difícil, ¡y lo vas a aprobar Belu! Ese día te convertirás en Data Scientist en Globant. 

Todos estos años aprenderás muchas cosas importantes: que no hay edad para estudiar una nueva carrera, que las mujeres somos capaces de hacer y conseguir todo lo que nos propongamos, y que no dejaste de ser psicóloga nunca, solo ampliaste tu perfil.

Gracias por las noches que pasaste sin dormir estudiando, se convirtieron en momentos claves en mi vida. Gracias por los compañeros de trabajo que elegiste, sin ellos no podría haber logrado tanto, y finalmente, gracias por ser valiente y no rendirte. Si hoy estoy acá, es porque nunca lo hiciste.

Con todo mi amor,

tu yo del futuro.

Facebooktwitterredditlinkedinby feather

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>