Mayo es el mes de Frontend en Globant, por eso, dos de nuestros referentes de UI nos cuentan sobre su carrera y sus desafíos.

Te compartimos los secretos de la cocina de Globant de la mano de Cristian Bietti y Gerónimo García Sgritta.

Contanos un poco sobre vos. ¿Cómo empezaste y qué te apasiona?

C: Soy Cristian, programador con más de 15 años de experiencia, padre de dos hermosas hijas, trabajé tanto en grandes sistemas bancarios como en startups, pasando por videojuegos. Me considero creativo y en mi tiempo libre hice y hago varias cosas, entre ellas: un framework de front end; aplicaciones híbridas; videos con efectos especiales; photoshop; fotografía; 3D; y un videojuego. Hace 3 años que pertenezco a la familia de Globant. En este tiempo pasé por múltiples proyectos y desafíos. Por último, and not least, soy fanático de Volver al futuro!

G: Mi nombre es Gerónimo y soy programador. Tengo unos 10 años de experiencia profesional, aunque el amor por la profesión nació de chico, allá por el ‘94 cuando di mis primeros pasos programando en QB45. Programar es una de mis grandes pasiones junto a la música y la lectura. Fanático del metal, el rock progresivo y H. P. Lovecraft. Soy parte de Globant hace aproximadamente unos 3 años. Como la mayoría de los Globers, pasé por varios proyectos y en el  actual estoy liderando un equipo de alrededor de 15 personas.

¿Cómo hiciste tu camino de carrera en Globant?

C: Llegué a Globant como “Web UI” hace 3 años (venía de Java con orientación de front-end usando JSF, Primefaces, etc). En ese momento pensaba que conocía bastante de frontend con jQuery (wrong!), pero cuando llegué acá me di cuenta que no. Me sacaron de jQuery y me sentí como un pobre niño indefenso en un bosque tenebroso. Así fue como comencé a involucrarme en otras tecnologías (backbone y algunas más) y con el paso del tiempo fui evolucionando y conociendo otras, como por ejemplo, Angular.js. Eso me permitió participar en proyectos en los que desarrollamos con tecnologías que acababan de salir del horno. Siempre conté con el soporte de gente muy grosa dentro del Studio. (Los Studios son las unidades de tecnología en Globant, como Cloud Computing, Mobile, Consumer Experience, etc)

G: Mis inicios en Globant fueron frenéticos. Comencé en el Mobile Studio como Mobile Web Developer, utilizando Android, Angular.js, Grunt, Mocky. En mi empresa anterior estábamos trabajando con PHP, jQuery y vanilla JavaScript. En lo tecnológico fue un salto grande. AngularJS y yo nos encariñamos, el Studio buscaba exposición dentro de Globant y se dio la oportunidad de dar unas charlas técnicas sobre AngularJS. Eso me abrió las puertas a un sinfín de actividades de las cuales fui partícipe. Grabé un curso de AngularJS que pueden encontrar en Youtube, di más de un training de AngularJS in house. Eso me convirtió en un referente AngularJS para varios de mis colegas. ¡Y no había pasado ni siquiera un año! Con el correr del tiempo, al conocer más gente en Globant y generar más confianza de mi parte, pasé no solo de participar en las iniciativas sino a organizarlas e inclusive impulsarlas. En lo “techie” pasamos de deployar webs a desarrollar apps hybrid con Cordova, hacer pruebas de concepto con React+Redux, crear seeds de AngularJS, hasta diseñar arquitecturas cutting edge con ES2016, Webpack, AngularJS, SASS.

¿Cuál fue el desafío más grande o proyecto más innovador que tuviste que enfrentar junto con tu equipo?

C: Creo que el desafío más grande que tuve que enfrentar fue cuando trabajé en un proyecto para uno de los buscadores más conocidos del mundo, sobre un futuro prototipo, donde usamos las últimas tecnologías en distintos rubros. Lo interesante de esta experiencia fue no solo lo innovador del proyecto en sí, sino la gente que lo componía. Éramos casi 40 personas de distintas áreas, desde UX (User Experience) hasta infraestructura, pasando por performance, mobile y los clásicos: back-end, front-end y QA (Quality Assurance). Recuerdo que en un momento dado, teníamos una view que con el tiempo creció y creció bajo la demanda del cliente. Esto hizo que la tuviéramos que revisar y pusiéramos foco en UX, donde trabajamos muy fuerte para mejorar la experiencia del usuario y que sea “friendly” antes que frustrante como ya se veía. Fue muy gratificante ver la evolución de la misma y la respuesta del equipo de QA para luego ver la respuesta del cliente.

G: Diría que mi proyecto actual fue el más desafiante. Si me preguntaban hace ocho meses, les hubiese dicho que el más desafiante había sido mi proyecto anterior. Pero, acá es así, el siguiente proyecto siempre va a ser más complejo, más dinámico. Porque creces durante tu proyecto y Globant obviamente te pone un desafío acorde a ese crecimiento. Pero déjenme contarles un poco de este proyecto. Estamos trabajando para una gran aerolínea, con una aplicación de alto perfil y mucha exposición corporativa. Esta aplicación es muy concurrente, y su característica principal es el fault tolerance. Esta aplicación no puede tener downtime, de ninguna manera. En un día cualquiera, un usuario puede recibir unas 150 notificaciones por minuto; en un día de tormentas de nieve unas 300 por minuto. Y tenemos que soportar varias zonas horarias (más de 5). La segunda fase del proyecto se enfoca en dar soporte mobile a esta aplicación (que hoy es desktop) como companion para poder hacer análisis o continuar con el flujo de trabajo. A nivel cuenta se están desarrollando otro número de aplicaciones que complementan esta experiencia. Es algo muy grande, y el desafío es extremadamente alto.

¿En qué cosas de tu trabajo diario ves que se expresa la cultura Globant?

C: Vivimos la cultura de Globant día a día. Siempre nos encontramos con distintos desafíos a resolver. Algo bueno que tiene Globant es que la gente “grosa” (como decimos en Argentina para la gente que más se destaca) comparte su conocimiento, con lo cual si no tenés idea de cómo resolver cierto problema, o solo necesitas una guía, podés escalar el tema fácilmente o incluso buscar alternativas “thinking out of the box” por vos mismo. Por otro lado, tengo la oportunidad de llevar adelante distintas iniciativas, algunas de ellas son: “Tech Talks” (charlas sobre tecnología mensuales que se realizan desde los distintos sites que tiene Globant y se comparten en vivo y en directo para el resto de los sites); otra iniciativa, más “personal”, es la que llamé: “Los de sistemas también podemos bailar”. Soy muy malo bailando y quiero cambiarlo, así que propuse hacer clases de baile en el site en donde trabajo. Me dieron el “ok” y también me hicieron cargo de que se realice. Entonces, conseguí gente que también tenía ganas de aprender y ya estamos tomando clases una vez por semana después del horario laboral.

G: La cultura de Globant se ve reflejada en toda la compañía, en el delivery de los proyectos y en las iniciativas de los Studios. En los proyectos, porque son sumamente dinámicos, en el sentido que tenés que resolver cosas al vuelo, y eso se logra gracias a la conformación de los equipos y el apoyo de Globant a la metodología de trabajo. Es ahí donde veo reflejada más que nada la cultura Globant, “do not fear change”. El cambio es evolución y aceptamos ese cambio de buena gana. Eso nos permite romper esquemas y presentar soluciones que no solo son innovadoras, sino que son reales. Formás parte de todo el proceso de creación del software y siempre se toma en cuenta el input de todo Glober, no importa que seas Junior o super Senior. En todos los proyectos las voces de todos importan al momento de tirar una idea. Cuando pienso en los valores son esos los primeros que se me vienen a la mente, Think Big y Team Player. Cuando hablo de las iniciativas de los Studios, van desde las charlas técnicas hasta las actividades que proponen los Globers para distenderse un poco. No sé los demás, pero estar trabajando y de fondo escuchar que de la sala de ensayo están tocando un tema de Guns n’ Roses, o Erotomania de Dream Theater, es algo que no cambio por nada.

¿Cómo cambió tu trabajo en los últimos años por todos los cambios tecnológicos que se dieron?

C: Los cambios tecnológicos siempre influyen en nuestro trabajo. En lo personal, vengo de backend y hacer frontend era algo que me gustaba desde antes que tenga el nombre formal de “frontend”. Dentro de Globant pude hacer esa transición. Yo ya venía por mi lado con proyectos personales, pero con Globant pude desarrollarme profesionalmente en esta “capa”, y siempre contando con el soporte de alguien que sabía más que yo. Como decimos: “un buen programador siempre tiene a mano el teléfono de uno mejor”. Por otro lado, en mi último proyecto fue una experiencia enriquecedora haber trabajado con un equipo de UX “codo a codo” e implementar guidelines como material design aún desde versiones muy tempranas (betas).

G: Repasando un poco los cambios que se produjeron en mi trabajo, con respecto a los avances de la tecnología, puedo decir que Web UI tomó un rol central hace unos 3 años gracias a los trends que llevaron las apps monolíticas a nubes de micro servicios con single page apps (SPA). A eso sumemos que Node.js se transformó en un nuevo ciudadano de las techs de la nube y de pronto la lingua franca es JavaScript. TC39 se puso las pilas y empezaron a darle un poco más de amor a EcmaScript y el lenguaje evolucionó rápidamente. Esto generó nuevos patrones de diseño, nuevas herramientas, un toolchain completamente diferente, más velocidad de desarrollo. Hoy por hoy ser desarrollador Web significa que tenés que entender cómo funciona el browser por dentro y cómo funcionan los micro servicios por fuera. Acá adentro encontrás desde colegas que son expertos en usabilidad hasta Globers que desarrollaron editores 3D completamente Web based.

Como resumen, ¿qué es lo que más te gusta de trabajar en Globant?

C: Globant tiene dos cosas que me resultan muy interesantes: la cantidad de proyectos (con clientes reconocidos mundialmente), y la cantidad de gente que trabaja aquí. Somos muchos, con lo cual la posibilidad de hacer carrera y crecer es real, pero ojo, aún así siempre se necesita de tu parte para poder crecer. Al estar trabajando tan a la vanguardia se necesita que seas proactivo, autosuficiente y autodidacta para poder crecer.

G: Globant es un lugar particular en cuanto a cómo presenta sus oportunidades, vos podés hacer de tu carrera un paseo en el parque o una montaña rusa y eso está bueno. Acá tenés todas las oportunidades para crecer, pero tenés que aprovecharlas vos. Nadie te va a decir que no podés, te van a decir que lo logres y que lo hagas posible. Te van a dar las herramientas y el apoyo, pero la voluntad ¡eso lo tenés que poner vos!

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinby feather

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  1. jaja Genio Cristian!!!
    Personalmente tuve la oportunidad de trabajar con él y puedo dar fé que es un excelente profesional y una gran persona!!!