El protagonista de este mes es Lucas Ortigoza representando al Studio de Cloud Computing. Acá te contamos un poco más sobre su día a día y experiencia trabajando con nosotros en Globant.

– Contanos sobre vos, tu familia, tus pasiones, tus hobbies, tu team en Globant. ¿Hace cuánto que sos parte de este equipo?

Mi nombre es Lucas, algunos me conocen como “El Viejo”. Estoy aprovechando los últimos meses en que puedo responder “treinta y pico” cuando preguntan mi edad (39), vivo en matrimonio “sin papeles”, tengo un perro que adoro con locura, me gustan los contenidos originales de Netflix (House of cards, Better call Saul, Marco Polo, etc) y hago de cebar mate un ritual.

Estudiando Licenciatura en Sistema y Computación fue donde tomé contacto por primera vez con un sistema Unix, en aquel entonces un viejo SCO, y ahí supe que algo de eso era lo que quería hacer. Traté de formarme lo mejor posible en el área de infraestructura tomando cursos de administración de redes y servidores. Pero al tiempo descubrí que la mejor educación venía de colaborar y compartir trabajo con otros. Fue así como encontré lugar en una ONG donde aprendí el oficio de administrar servidores mientras daba soporte a organizaciones de base. (Si, fue mi época de mucho Software Libre, barba y pelo largo. Hay registro fotográfico de aquel entonces).

Al finalizar la facultad (que había postergado por un tiempo) conseguí trabajo en la empresa rosarina Openware, donde trabajé en implementación y soporte de soluciones Open Source basadas en Linux, y luego en el 2008 la empresa fue adquirida por Globant, fecha desde la cual formo parte de la compañía. Confieso que fue un momento de incertidumbre para mi, más allá de que fue una transición muy cuidada, pero pronto descubrí que los valores que buscaba para mi desarrollo profesional, también estaban en Globant y esas inquietudes se disiparon.

– ¿Cómo hiciste tu camino de carrera en Globant? ¿Qué fuiste cambiando por el camino para adaptarte a los nuevos roles y proyectos?

Mantener una conversación en Inglés puede ser algo trivial para muchos e incluso moneda corriente en el día a día de Globant, pero no para alguien que solo estudió Francés como lengua extranjera. Ese fue mi caso y considero que fue el cambio en el que más trabajé para adaptarme. Puse mucho esfuerzo de mi parte, pero también es cierto que Globant me brindó el ámbito apropiado para lograrlo, con las clases de Inglés y con el apoyo de mis compañeros. Así fue como primero me animé a cruzar mails y chats con los clientes, después a participar en reuniones telefónicas y cuando me quise dar cuenta ya estaba visitando clientes en Estados Unidos.

Otro cambio que considero fue significativo para poder adaptarme fue asumir el rol de Tech Lead. Tuve la fortuna en su momento de ser identificado como un potencial Tech Lead, y así presenciar y vivir la experiencia a partir del momento en que el rol fue cobrando fuerza y carácter formal. De nuevo, Globant puso a disposición toda la preparación necesaria para poder lograrlo, haciendo capacitaciones, conectando a los referentes técnicos y por sobre todo, siempre siendo receptivos del feedback de quienes estábamos viviendo la experiencia de ser Tech Lead.

Además del rol de Tech Lead, tuve posibilidad de asumir otras responsabilidades que ayudaron en mi desarrollo profesional. Por ejemplo, colaborando en actividades de preventa, aprendí como presentar y resaltar el valor agregado de nuestro trabajo. También participando en Staffing y Recruiting mejoré mi percepción para detectar potencial y corresponder candidatos con la oportunidad apropiada. Por último, acompañando a otros Globers como Leader/Mentor para el studio de CloudOps.

– ¿Cuál fue el desafío más grande o proyecto más innovador que tuviste que enfrentar junto con tu equipo?

Creo que el proyecto que estoy actualmente cumple con ambas opciones. Es grande porque tiene como cliente a uno de los grupos bancarios más importante de europa, pero también porque hay asignados más de cien Globers (entre operaciones y tecnología) organizados en ocho PODs.

Pero a la vez también es innovador, tanto en la variedad del stack tecnológico (Java, Drupal 8, Node.JS, Cloudera) que implementamos como en la forma de adaptarnos para satisfacer los requerimientos del cliente.

Hoy lidero el POD de Infraestructura para este proyecto y con mi equipo implementamos tecnologías emergentes como: Amazon Web Services, Terraform, Chef, Docker, Gitlab, Jenkins, Nexus, Sonar. La filosofía del equipo se basa en que todos los miembros puedan hacer cualquier tarea, más allá de que alguno puede tener más experiencia sobre un tema en particular (por haberlo desarrollado), el objetivo es despersonalizar el conocimiento y así generar mayor flexibilidad para brindar soporte. En cuanto a la dinámica, la clave es comunicación constante, todos los días a la misma hora, chat permanente. Siempre nos mantenemos informados de nuestra disponibilidad y prevemos la manera de cubrirnos si es necesario.

– ¿En qué cosas de tu trabajo diario ves que se expresa la cultura Globant?

La cultura de Globant se vive y respira a cada momento en el trabajo diario, hoy me toca compartir proyecto con un equipo flexible y ágil como jamás tuve oportunidad de hacerlo. La solidaridad de cada miembro para con el resto del equipo, la capacidad de innovar a cada paso para lograr la mejor solución a un requerimiento (sea éste técnico o de otra naturaleza) y el compromiso para entregar un servicio de excelente calidad, hacen que no alcancen las estrellitas de StarmeUp para tal reconocimiento. Siento que todos aprovechamos la flexibilidad de Globant a conciencia y devolvemos el beneficio con responsabilidad.

– ¿Cómo cambió tu trabajo en los últimos años por todos los cambios tecnológicos que se dieron?

Los cambios tecnológicos son una constante en nuestra profesión, todos los días aparecen nuevas herramientas, soluciones o formas distintas de hacer las cosas. Sin embargo hay dos que considero como un cambio de paradigma para lo que hago, incluso ambas coinciden con los pilares del studio de CloudOps.

La primera es Cloud Computing y se me dio allá por el 2008 en mis comienzos en Globant, creo que fui de los primeros en implementar Amazon Web Services (en un cliente que aún hoy en día, tantos años después sigue confiando la operación de su infraestructura con nosotros). Si bien ya venía trabajando con servidores virtuales, siempre terminaba haciendo capacity planning o el dimensionamiento de costosos servidores físicos, equipos de comunicaciones y almacenamiento. Actividad que llevaba de semanas a meses entre planificación y entrega de proveedores. Pasar de eso a disponer de recursos de procesamiento y almacenamiento en forma casi ilimitada, con un solo click (o línea de código) fue algo que me hizo explotar la cabeza. Así fue como empecé a contarle al resto sobre los beneficios de Cloud en cuanto a escalabilidad, time to market, pagar por lo que se usa, bajo costo.

El otro cambio se dio de otra manera y me costó aún más romper la estructura. Fue hace unos años también, cuando un compañero me comentó que en su proyecto el cliente estaba buscando DevOps. Enseguida me puse a investigar sobre el tema y descubrí que la mayoría de las características que describía el perfil correspondían con cosas que nosotros ya hacíamos desde hace mucho tiempo en Globant. Por ejemplo, operar infraestructuras, dar soporte a equipos de desarrollo, despliegue de aplicaciones, administración de configuraciones e integración continua, siempre con la mayor automatización posible y la menor intervención manual. Esto me llenó aún más de cuestionamientos, que luego fui despejando en la práctica entendiendo DevOps más como una cultura que como un perfil, y la importancia de la comunicación y negociación en un rol que articula áreas que no deberían pensarse tan separadas, como lo son el desarrollo y la operación IT.

– ¿Algo más que quieras comentarnos?

Entre otras responsabilidades, también me toca hacer entrevistas técnicas, con lo cual veo pasar muchos curriculum y a menudo me llama la atención la tendencia de ir de una empresa a otra en un período corto de tiempo. No veo nada de malo en eso, pero me hace reflexionar y preguntar “¿qué me motiva a seguir en el lugar que estoy?”. Creo que la respuesta está en como fue mi desarrollo profesional en Globant, la distintas circunstancias que fui viviendo, los roles que me tocó asumir, algunas cosas que busqué, otras que vinieron solas con el esfuerzo constante, las personas con quienes me tocó compartir trabajo y de quienes aprendí mucho, hicieron que la experiencia trascienda a otros aspectos de mi vida.

 

Conocé nuestros acá openings de Cloud

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinby feather

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>