En esta edición de “Inside Globant Studios“, hablaremos con Agustín Pablo Huerta, Studio Partner de Enterprise Consumerization y de Continuous Evolution.

Contanos sobre vos, tu familia, tus pasiones, y tus hobbies. 

Mi nombre es Agustín Pablo Huerta, tengo 32 años y estoy recibido de Ingeniero en Informática, carrera que cursé en la Universidad Argentina de la Empresa (UADE). Tengo una hija de 12 años y ambos somos apasionados por los videojuegos y los comics. De estos últimos tengo una extensa colección que viene creciendo desde que tengo 12 años y también de figuras de acción. Esto me dificulta enormemente el orden en mi casa, donde todo es un gran tetris.

¿Hace cuánto que sos parte de este equipo y cómo hiciste tu camino de carrera en Globant? 

Trabajo en Globant hace más de 7 años. Hoy en día en soy Studio Partner de dos de nuestros Studios: Enterprise Consumerization y Continuous Evolution, con un equipo de aproximado de 650 personas.

Comencé en la compañía en 2009 siendo Software Designer y trabajando como Technical Leader de proyectos para una cuenta bastante importante. Al poco tiempo que ingresé se crearon los studios y vengo trabajando dentro de los mismos desde su concepción. Fue clave para mi crecimiento el haber podido generar una buena relación con el cliente y con todo el equipo, no sólo cumpliendo con los objetivos pautados sino además buscando agregar valor. Así llegué a manejar la cuenta completa y luego poder dar el salto a mi posición actual. Todo esto es posible cuando uno se empuja en la búsqueda de nuevo aprendizaje y es capaz de incorporar lo que su entorno le enseña, provenga de gente de menor seniority como de quienes tienen más trayectoria.

¿Cuál fue el desafío más grande o proyecto más innovador que tuviste que enfrentar en Globant?

Un gran desafío fue tener que viajar un mes solo a Chicago para poder aprender sobre un dominio entero de negocio que luego debía transmitir a todo el equipo que estaba desarrollando en Argentina. El sistema era sumamente complejo en volúmenes de información a trabajar como desde la lógica misma que utilizaba en los cálculos que realizaba. Lo más emocionante fue cuando llegó el punto en que era capaz de indicarle errores de cálculo al propio cliente. Sin el apoyo de quien era mi líder en ese momento jamás me hubiera animado a hacer una cosa así (de hecho estuve inseguro hasta último momento). Sin lugar a dudas considero que este tipo de situaciones son de las más gratificantes que tiene esta profesión, ya que te permite ser capaz de aprender de dominios de negocio muy variados y luego sentir la satisfacción de haber sido parte de la creación de algo tan importante.

¿En qué cosas de tu trabajo diario ves que se expresa la cultura Globant?

El hecho de que todas las voces puedan ser escuchadas creo que es un claro ejemplo de la cultura Globant. Acá todos pueden ser una fuente de conocimientos y aprendizaje. Esto está tan arraigado en el ADN de la compañía que permitió tener el lugar de participar en una serie de sesiones de innovación con uno de los fundadores de la compañía. Yo estaba ahí parado frente a un montón de gente muy grosa y expresando mis ideas y opiniones con total libertad para ofrecer algo innovador a nuestros clientes.

¿Cómo cambió tu trabajo en los últimos años por todos los cambios tecnológicos que se dieron?

En cada nuevo proyecto que trabajé se buscaba incorporar algo nuevo en el mercado. De hecho, tuve uno que era específicamente para desarrollar componentes de base para uso cross en todos las soluciones del cliente, donde usamos todo lo que salía nuevo. No dejamos nada por probar. Trabajando en este área uno nunca puede estar desactualizado. Por suerte, en un lugar como Globant, la cantidad de proyectos que se ejecutan todos los días es tan grande que siempre que se conocen cosas nuevas ya hay alguien en la empresa que las está trabajando. El gustito de poder sentarse junto a otro Glober y poder ver nuevas tecnologías y tendencias de mercado aplicadas es algo atrapante.

Algo más que quieras comentarnos…

Cuando entré a Globant buscaba un ambiente que me permitiera crecer y aprender de otros. Siete años después puedo decir que no sólo satisfizo mis expectativas sino que además las superó. Agradezco muchísimo a toda la gente que apostó por mí y mis ideas a lo largo de este tiempo y espero que mucha más gente se siga sumando a este mundo para poder seguir aprendiendo de todos ellos. Finalmente como recomendación general para quienes se interesan en estudiar esta profesión es que nunca dejen de estudiar, vayan a la universidad y no la larguen hasta el final. Es cierto que la experiencia aporta mucho al crecimiento pero la universidad prepara la mente para que eso sea posible.

Facebooktwitterredditlinkedinby feather

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>