La cadena de suministro ha evolucionado de manera continua y acelerada en los últimos diez años. Las empresas que invirtieron para optimizarla mediante tecnología y digitalización han observado mejoras significativas en sus operaciones y productividad. Su modernización genera una mayor rentabilidad, aumenta la satisfacción del cliente y reduce los costos.

El valor de una cadena de suministro eficiente es innegable: disminuye los gastos, facilita la toma de decisiones y ofrece más valor a los clientes. Es por eso que las empresas deben enfocarse en integrarla en sus operaciones de forma exitosa.

Las organizaciones que cuentan con una cadena de suministro han descubierto que la inteligencia artificial, la tecnología blockchain y el internet de las cosas son clave para alcanzar sus objetivos. La combinación de estas tres tecnologías aumenta la productividad, seguridad y optimización operacional, y permite asegurar la demanda a largo plazo y la planificación anticipada.

¿Cuál es el rol de la Inteligencia Artificial (IA) en la cadena de suministro?

La IA potencia la gestión integral de la cadena de suministro y brinda varios beneficios a las empresas. Colabora en la toma de decisiones y permite automatizar procesos e implementar estrategias como la planificación anticipada para aumentar la precisión. La IA puede mejorar de forma considerable las operaciones de almacenamiento al optimizar los trayectos de recogida o al definir las ubicaciones de almacenaje óptimas para los productos con mucha demanda. Así, ayuda a reducir los tiempos del ciclo de recolección, preparación y envío.

La implementación de tecnologías inteligentes como la Automatización Robótica de Procesos (RPA), un software que automatiza tareas digitales, también genera mejoras sustanciales en la productividad y la confiabilidad. La RPA utiliza “bots” que aprenden e imitan los procesos comerciales. Los bots observan las conductas digitales humanas y asumen diferentes tareas. Interactúan con las aplicaciones y con los sistemas al igual que las personas, pero más rápido y sin errores.

Asimismo, la IA permite obtener informes dinámicos que pueden verse desde cualquier sitio y dispositivo, lo que proporciona a las empresas información sobre interacciones en tiempo real. Con este tipo de informes impulsados por la IA, las empresas pueden ajustar los precios al instante según las demandas del mercado, lo que se conoce como fijación de precios en tiempo real.

La inteligencia artificial también facilita la planificación y optimización del surtido de productos. Este proceso consiste en definir qué categorías, estilos y cantidades de productos se van a ofrecer. El objetivo es optimizar la selección y aumentar las ventas. Sin embargo, dicho proceso implica varias tareas de planificación que abarcan desde el presupuesto y el tamaño del local hasta los pormenores de la cadena de suministro, como la capacidad de fabricación y la relación con los proveedores.

Cuando las organizaciones implementan la IA en sus cadenas de suministro, las oportunidades para potenciar la recolección, el procesamiento y la confiabilidad de los datos son infinitas. Aun así, es vital que los procesos comerciales, requisitos de datos, eventos desencadenantes y criterios sean claros para aprovechar al máximo el valor de la inteligencia artificial.

En Globant nos aseguramos de entender tus metas y personalizamos servicios con soluciones tecnológicas para agregar valor a tus recursos. Nos especializamos en identificar oportunidades de mejora y optimización.

Lee más sobre cómo nuestros Business Hacking Studio y AI Studio se enfocan en detectar oportunidades de negocio y operaciones para nuestros clientes, además de aplicar las mejores prácticas más recientes.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>