Autor: Sebastián Bassi (Software Developer, Lic. en Biotecnología)

Para profundizar el post anterior sobre Bitcoins, ahora vamos a dar un patallazo de las principales alternativas al uso del bitcoin como moneda de cambio.

 

Namecoin

Se trata de un nuevo sistema para asignar nombres de dominio (DNS). Si bien la mayor parte de la estructura de la red es descentralizada, los nombres de dominio son parte de una jerarquía donde están involucradas una fundación y el gobierno de los EEUU. Estas entidades son resistidas por algunos usuarios (y hasta por países que han pedido la transferencia de esta función a la ONU) debido a restricciones relacionadas al copyright, a la libertad de expresión y otras interferencias legales. Sistemas alternativos a los DNS oficiales ha habido siempre (recordemos AlterNIC, eDNS y OpenNIC), pero en todos los casos eran centralizados. Usando la idea de Bitcoin y un blockchain propio, Namecoin permite registrar dominios bajo el TLD .bit y .tor por centavos de dólar y resistentes a la censura u otras interferencias políticas.

Generalizando Namecoin, puede usarse para almacenar pares claves/valor de manera descentralizada. El uso típico de una base de datos similar sería un listado de identidades/claves públicas.

 

Colored coins

 

Una característica de diseño del bitcoin es que las unidades de intercambio son «fungibles», esto es, cada bitcoin es indistinguible de otro. Algo similar ocurre con las monedas. Si tengo una deuda de $100, cualquier billete de curso legal de $100 será válido para cancelar la deuda, por más que haya diferencias entre los billetes (por ejemplo el número de serie o algún rayón que pueda tener). El proyecto de «colored coin» permite aplicar valores secundarios a bitcoins individuales. Una vez «marcados», estos bitcoins pueden representar cualquier tipo de valor, por ejemplo las acciones de una compañía o un bien tangible como metales preciosos o un título de propiedad. Funciona sobre la red Bitcoin, esto implica que los elementos que identifican las monedas son almacenados en el blockchain, aunque hay una opción de usar un blockchain propio.

 

Mas información:

 

Mastercoin:

En enero de 2012 J.R Willett publicó el «Segundo white paper de Bitcoin» donde se describen los lineamientos de muchas de las ideas están siendo implementadas en Mastercoin. El objetivo es similar al de colored coins, aunque la manera de encarar la resolución es distinta. Mastercoin es un protocolo nuevo construido por sobre el protocolo de bitcoin. Esto implica que no compite de manera directa con Bitcoin, sino que lo usa como «backend». Las monedas en este caso provienen de bitcoins que son enviadas a una dirección particular donde se «convierten» en mastercoins y se devuelven al remitente. Las nuevas características que obtienen los mastercoins es que tienen un valor separado del resto de los bitcoins (en esto es similar a colored coin). También se les agrega la propiedad de revertir una transacción en el caso que el receptor no la acepte. Una de las propiedades principales de MasterCoin es la posibilidad de crear un «exchange descentralizado». Un punto débil del ecosistema bitcoin son los exchanges. Entidades que arbitran entre compradores y vendedores de bitcoins. Algunos exchanges quebraron (como Mt. Gox y BTCex) provocando pérdidas importantes tanto en capital como en confianza en el sistema. Hoy en día el exchange es necesario para que haya transacciones (entre distintas monedas criptográficas o entre monedas criptográficas y monedas corrientes) entre personas que no se conocen ni confían entre ellas. Esta falta de confianza entre las personas es reemplazado por la confianza de las personas con el exchange.

No solo se podrían eliminar los exchanges, sino crear «contratos por diferencia», donde los operadores invierten valores a variaciones de precios de ciertos commodities. Esto se hace actualmente (comprar en corto o en largo como se dice en la jerga financiera) pero siempre via un intermediario, sea agente de bolsa o banco de inversión. Eliminar los exchanges centralizados sería un paso muy importante hacia un sistema financiero independiente.

Esta moneda es muy reciente, aún faltan implementar varias de sus características diferenciales y su capitalización de mercado es de «solo» u$100.000.000. Por estas razones esta moneda aún tiene mucho espacio para crecer.

Links: https://www.youtube.com/results?search_query=ron+gross+mastercoin&sm=3 | http://blog.mastercoin.org/2014/03/07/transforming-the-bitcoin-economy-master-protocol-smart-property-business-requirements/ | https://github.com/mastercoin-MSC/spec
Smart Contracts:

La idea surge de un paper de Nick Szabo en 1997, casi 10 años antes de la concepción del bitcoin. Se introduce la idea de incluir cláusulas del contrato (como la garantía prendaria o la delineación de los derechos de propiedad) en el hardware o software al que este hace referencia. Un ejemplo típico es un auto cuya llave esté enlazada a una fuente de datos que le indique que las deudas por la que ese auto se encuentra como garantía estén pagas. La misma transacción que mueve el dinero, sirve como «prueba de propiedad». De la misma manera, se pueden gatillar pagos de manera automática de seguros contra default en bonos, acciones u otros valores negociables. Algunos como Mike Hearn proponen reconstruir un sistema bancario sin bancos. De ahí surgen ideas como «fondos de inversión P2P» y otros conceptos que ahora suenan como delirios. Este tipo de contratos inteligentes permite hacer transacciones que estén sujetas a aprobación de terceros (escrow transactions), incluso con múltiples firmas como el sistema «2 de 3». Este sistema permite que un intermediario medie entre dos partes para aprobar transacciones en disputa. Con que dos de las tres partes estén de acuerdo, la transacción tiene lugar.  Bitcoin tiene un feature llamado «lock-times» que permite habilitar un pago luego de un día determinado y se puede usar en conjunto con un mecanismo que se comunique con una base de datos oficial de defunciones (útil para herencias o contratos de largo plazo). Si accede a una fuente de datos de resultados de eventos deportivos, podría pagar apuestas de manera automática. Otro feature poco usado es el SIGHASH_ANYONECANPAY flag. Un sucesor de Kickstarter podría cobrarle a los prestamistas solo cuando se alcance el objetivo económico propuesto.

Un proyecto de este tipo para tener en cuenta es Ethereum.

Cosign

Como uno de los problemas de bitcoin ha sido la seguridad, también se está trabajando para mejorar este aspecto. Cosign es una wallet con firma múltiple, que permite gastar bitcoins con la facilidad de siempre, aunque la transacción no es válida hasta que otras personas (o computadoras) firman la transacción. Si en una wallet multifirma 3-5 inicia una transacción, los otros cuatro consignatarios verán en su pantalla un pedido de firma, y ellos pueden optar por firmar o no, si 2 personas más firman, la transacción es transmitida a la red de bitcoin normalmente. Gracias a este sistema, si una llave privada es comprometida, no significa que se perdió todo el contenido de la wallet.

Esto se logra creando un nuevo par (público y privado) de claves “extendidas”. Se usa el mismo mecanismo que en la criptografía asimétrica: Se comparten solo las claves públicas. La wallet luce igual que las wallets “normales”, la única diferencia apreciable es a la hora de querer gastar los bitcoins, donde se envía un pedido de firma al resto de los cofirmantes en lugar de enviar directamente la transacción a la red.

Tecnológicamente lo están implementando con una combinación de nuevas tecnologías web como HTML Local Storage y Web RTC. En este momento está en fase de desarrollo, y la primera transacción multifirma fue hecha por Bitcoire.io desde Tucúman.

Facebooktwitterredditlinkedinby feather

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>