En esta edición de “Inside Globant Studios”, hablamos con Alejandro Stornelli (Tech Director) y con Santiago Hernandez (Tech Director).

– Cuentennos sobre ustedes, sus familias, sus pasiones, sus hobbies, del team en Globant. ¿Hace cuánto que son parte de este equipo?

Santiago: Tengo 31 años y hace 6 que trabajo en Globant, vivo con mi señora y mi hija de 1 año, ellas son las personas que siempre están apoyándome en mi carrera y en la vida. Soy apasionado por la tecnología, me gusta probar todo lo nuevo que sale y jugar con cuanto gadget encuentre. El software es mi pasión y en Globant encontré un lugar donde puedo hacer lo que me gusta  y estar siempre trabajando con las empresas más importantes del mercado y aprendiendo todo el tiempo.

Alejandro: Vivo en Tandil, tengo 39 años, estoy casado hace 12 años con Belén, otra Glober, tengo 2 hijos: Nina de 5 años y Felipe de 1. Trabajo en globant desde hace mas de 8 años. Yo estaba trabajando en Buenos Aires porque allí me habían surgido las oportunidades laborales más atractivas luego de haberme recibido, pero deseando volver a vivir en un lugar mas amigable, algo más parecido a los lugares donde nací y estudié. Globant me dio la oportunidad de poder trabajar para una compañía con mucho desafío y posibilidades de crecimiento profesional desde un lugar confortable. Disfruto de pasar tiempo con mi familia y mis amigos y estar en contacto con la naturaleza. Me gusta viajar, las buenas peliculas, los buenos libros y hacer deportes. Y me gusta estar al tanto de las novedades tecnológicas y cómo esos avances impactan o van a impactar positivamente en la calidad de vida.

– ¿Cómo hicieron su camino de carrera en Globant? ¿Qué fueron cambiando para adaptarte a los nuevos roles y proyectos?

Santiago: Empecé haciendo testing manual en un proyecto. Como soy inquieto, en los tiempos libres me puse a automatizar todos los casos de prueba que tenía que correr a diario, así tenía tiempo para romper la aplicación y hacer otras cosas. A los seis meses tuve la oportunidad de ser líder técnico de un proyecto nuevo. De repente me vi en un avión camino a Chicago junto con mi jefe, con muchos nervios pero con coraje, ya que nunca había salido del país. Empezamos siendo cuatro personas y terminé liderando mas de treinta en un proyecto que creció mucho y me dió muchas enseñanzas en temas técnicos, de management y de idioma.

Movido por el cambio y por seguir atrás de cosas nuevas, me fui a Escocia a trabajar tres meses en un proyecto nuevo en un banco. Fue una gran experiencia donde también hice muchos amigos. A mi regreso, mi foco se movió más a mi rol actual, como Tech Director del estudio, donde me encontré los desafíos de trabajar para cuentas enormes como Disney, Google y Livenation. Para que esto ocurra tuve que aprender mucho en el camino, lo bueno es que siempre tuve mentores y referentes bien marcados que me supieron guiar y aconsejar.

Alejandro: Estudié ingeniería porque me gustaba la idea de crear valor y trabajar en algo que implique un desafío intelectual, y siento que en Globant tengo la posibilidad de hacer ambas cosas. Empecé trabajando en Katari, un fwk para el desarrollo de aplicaciones que Globant tenía en uso en ese entonces. Luego, participé en algunos proyectos de desarrollo Java y, en algún momento, surgió la posibilidad de empezar a trabajar sobre testing automatizado, algo de lo que se hablaba muy poco en esa época. Con el aporte de algunos chicos que habían trabajado en Google con tecnologías similares, armamos un fwk de automatizacion de pruebas de front-end que usamos en algunos proyectos con bastante éxito. Después surgió la posibilidad de armar un team enorme para automatizar pruebas en una agencia de viajes online lider en el mercado de US y a partir de ese desafío, puse mi foco profesional en ese tipo de proyectos.

En particular, disfruto trabajando sobre la automatización de pruebas porque testear es un proceso clave en el desarrollo de SW, que potencialmente consume mucho tiempo si se hace correctamente y puede volverse un blocker para que un proyecto de dearrollo tenga un time to market adecuado, lo cual resulta inaceptable en estos días. Automatizar las pruebas, es decir, crear software capaz de probar otro software (ejercitando el código de las aplicaciones en desarrollo de alguna manera, por ejemplo, simulando a modo de robot un usuario final ejecutando acciones sobre la UI o invocando servicios de back-end) de manera consistente y confiable, es un desafío muy interesante porque elimina trabajo repetitivo en proyectos ágiles, permite testear mucho mejor los productos encontrando errores tempranamente, reduce la incertidumbre. Finalmente, posibilita que el SW que creamos tenga mejor calidad.

He trabajado en casi una veintena de este tipo de proyectos, con diferentes clientes y tecnologías, en equipos de variado tamaño. Siempre disfruté de armar equipos que contribuyan al cumplimiento de objetivos de negocio de nuestros clientes a partir del uso adecuado de herramientas, tecnologías y procesos. He conocido excelentes profesionales en el camino y he aprendido mucho de ellos.

– ¿Cuál fue el desafío más grande o proyecto más innovador que tuvieron que enfrentar junto con su equipo?

Santiago: A mi me gusta mucho hacer cosas nuevas. Una vez tuvimos que automatizar casos de pruebas para una importante compañía de TV satelital, era algo muy nuevo y distinto a lo que hacíamos todos los días. Ver eso funcionando estaba muy bueno, poder cambiar el canal de televisión desde mi PC a kilómetros de distancia y trabajar con reconocimiento de imagen para testear el software de los decodificadores parecía salido de una película. Después de eso use los conocimientos adquiridos para participar de un proyecto similar pero con consolas de videojuegos, ahí aprendí mucho de IoT y Gamming, y ver el resultado de hacer cosas locas como enviar un comando a una consola a miles de kilómetros de distancia, que se mueva entre los menús del juego y validar un resultado era muy satisfactorio.

Alejandro: Diría que el mayor desafío profesional fue liderar un team de más de ochenta TAEs trabajando en forma distribuida en más de 20 sub-equipos para Orbitz, en un modelo de ODC. La arquitectura de aplicaciones sobre el cual teníamos que hacer testing automatizado era realmente muy compleja: decenas de componentes de SW deployables en forma individual, varios protocolos de comunicación, más de una veintena de aplicaciones externas, cantidad de dependencias. Armar la estrategia para los diferentes tipos testing sobre esa suite de aplicaciones fue un enorme desafío: setear procesos, elegir herramientas, implementar frameworks, capacitar a los miembros de los equipos (globers y del cliente), monitorear el progreso… fue mucho trabajo y aprendimos mucho en el camino. En ese proyecto me di cuenta de la importancia de confiar en los profesionales jóvenes con mucho potencial: ellos, aún sin la experiencia ideal, hicieron la diferencia y dejaron a Globant muy bien posicionado frente a un cliente muy exigente.

– ¿En qué cosas de sus trabajos diarios ven que se expresa la cultura Globant?

Santiago: En muchas, lo primero es la flexibilidad. Es una empresa que te mide por resultados y que sabe cómo lograr que los obtengas. Por ejemplo, si en un momento estás bloqueado y queres irte a despejar la cabeza, nada mejor que un partido de ping pong para volver con la cabeza fresca. También se ve mucho la cultura del trabajo en equipo, somos una empresa muy grande y trabajamos con gente de todas partes del mundo. Es increíble ver lo bien que funciona, la colaboración constante que tenemos entre todos y la buena onda. Todo esto es posible por la filosofía de la empresa que promueve mucho el team work y la excelencia en sus empleados. En lo profesional, me gusta mucho que cada uno pueda ir haciendo las cosas que más le gusta, es una empresa muy horizontal, por lo que si sos un poco inquieto puedes proponer cosas o ayudar a diferentes áreas, a tu área central, en labs, hacer cosas por el site, etc.

Alejandro: En lo que más lo veo es en la cantidad de oportunidades que aparecen todo el tiempo para tener nuevos desafíos, aprender algo nuevo y hacer experiencia en alguna nueva tecnología. Al estar en contacto permanente con las oportunidades de negocio que surgen con nuestros clientes (actuales y potenciales) veo que la oportunidad de diseñar soluciones para problemas muy distintos, en complejidad y en volumen, está siempre al alcance de la mano. En general, nuestros clientes tienen altas expectativas sobre nosotros, esperan que realmente hagamos un aporte de valor, no simplemente que hagamos algo que nos piden y listo. Innovar es algo que surge naturalmente, ante la variedad de areas de conocimiento que abarcamos y la infinidad de herramientas disponibles. Casi no hay rutina, la sensación de que lo proximo que surja será algo nuevo y desafiante es permanente. Y lograrlo no sólo deja una sensación de mucha satisfacción, sino un aprendizaje que sirve para potenciarte como profesional.

– ¿Cómo cambiaron sus trabajso en los últimos años por todos los cambios tecnológicos que se dieron?

Santiago: El cambio más grande ha sido cómo la automatización de software ha pasado de ser algo deseable a algo que si no tenés, no crecés. Hace 10 años, cuando empecé a automatizar, eramos pocos y no habían muchas empresas haciéndolo. Hoy todo se orienta al continuous delivery y ahí automation es un rol clave. La movida a mobile también es un cambio grande. Cuando empecé a trabajar de esto no existían las apps como ahora, y hoy todo se centra en mobile, apps, páginas, etc. Entonces tuve que aprender a hacer lo que ya sabía, pero con celulares y tabletas.

Alejandro: La multiplicidad de herramientas que ofrece el mercado para diseñar soluciones cada vez más a medida ha hecho que los profesionales de sistemas tengamos que estar muy cerca de nuestros clientes para entender exactamente lo que necesitan y ayudarlos a pensar en cómo llegar hasta ahi, dado que las posibilidades son casi ilimitadas, casi no hay restricciones tecnológicas. El manejo conceptual de la tecnología se hace clave, entender la herramienta como un medio y no como un fin es fundamental para no caer en la tentación de repetir lo que uno ya sabe, asumiendo que sirve para todos los casos. A los técnicos suele costarnos lograr esa visión de negocio y esa abstracción. Tendemos a pasar rápidamente a la implementación de la solución. Pero no hay nada más frustrante que desarrollar una aplicación técnicamente muy buena que no ayuda a un cliente en sus objetivos de negocio porque no hubo un entendimiento correcto de su necesidad. Hoy debemos asumir que si logramos diseñar conceptualmente una solución adecuada al desafio que nos plantea un cliente, seguramente habrá herramientas o tecnologías que nos sirvan de apoyo para implementar esa solución.

¿Algo más que quieran comentarnos?

Alejandro: Una cosa que me gustaría destacar es la importancia de formarse adecuadamente y de dar pasos correctos y seguros en el crecimiento profesional. En el largo plazo, es importantísimo tener una base de conocimientos sólida y experiencias adecuadas, mucho más que algún éxito puntual en algún proyecto específico. Darse tiempo a uno mismo para aprender, consolidarse, ir asumiendo gradualmente mayores responsabilidades, probándose y puliendo errores es la base de una carrera profesional sustentable. No quemar etapas y abrirse a nuevos campos de conocimiento. En esta profesión es importante estar preparado para capacitarse en forma continua. Y en mi entender, el reconocimiento más importante que uno puede obtener es el de sus pares: convertirse en un referente para aquellas personas que trabajan codo a codo y pasan la mayor parte del tiempo haciendo algo similar a lo que hace uno es un logro enorme porque son los que mejor conocen la complejidad de esas tareas. Ayudar a otros a crecer, mejorar y aprender es una manera ideal de superarse a uno mismo y poder convertirse en líder el día de mañana, ya que no hay mejor líder que el que surge naturalmente en base a la confianza.

facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinby feather

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>